Plaza de Armas de Lima

PLAZA DE ARMAS:
Fue desde la Plaza Mayor que Francisco Pizarro con su espada empezó el trazado de la ciudad.

Alrededor de la Plaza Mayor se ubican el Palacio de Gobierno, La Municipalidad, La Catedral y el Palacio Arzobispal. Al centro de la plaza se encuentra una hermosa pileta de agua, colocada en 1651 durante el gobierno del virrey García Sarmiento de Sotomayor, Conde de Salvatierra.

Fue diseñada por Pedro Noguera y fundida por Antonio de Rivas. El estanque tiene la forma de una rosa de ocho pétalos, en las junturas, entre cada pétalo hay en total ocho leones atacando a serpientes aladas. El cuerpo central tiene una altura de 10 metros y está coronado por la estatua del Ángel de la Fama tocando una trompeta y sosteniendo el escudo de España en la mano izquierda.

Desde la Plaza Mayor el general José de San Martín proclamó la independencia del Perú desde un tabladillo el 28 de julio de 1821.

PALACIO DE GOBIERNO:
Es la sede del poder ejecutivo. Está ubicado en el mismo terreno donde Francisco Pizarro estableció la sede de su gobernación.

La primera edificación la inició Pizarro y la concluyeron durante el gobierno del virrey Andrés Hurtado de Mendoza, Marqués de Cañete entre 1566 y 1560. El edificio actual data de 1926 y 1938. Se empezó a construir durante el gobierno del presidente Leguía y culminaron en 1938 en el gobierno del presidente Óscar R. Benavides, dicha reconstrucción se hizo de acuerdo al diseño del arquitecto polaco Ricardo de Jaxa Malachowski.

EL PALACIO MUNICIPAL:
Inicialmente el cabildo no tenía un local hasta 1556, cuando se inauguró su sede en el solar que había comprado Hernando Pizarro. Esta primera construcción fue utilizada hasta 1923 cuando un incendio la destruyó por completo.

El edificio actual fue inaugurado el 2 de julio de 1944. Fue diseñado por los arquitectos José Álvarez Calderón y Emilio Harth-Terré, la decoración interior fue dirigida por Ricardo Malachowski, quien diseñó también el Palacio de Gobierno y el Palacio Arzobispal. Su fachada es de estilo neocolonial.

LA CATEDRAL:
La primera iglesia fue iniciada por Francisco Pizarro. Fue elevado al rango de catedral el 17 de setiembre de 1543 por el papa Paulo III y puesto bajo la protección de San Juan Evangelista.

Catedral de Lima

El edificio actual fue diseñado por Francisco de Becerra. Estos trabajos empezaron en 1596 y culminaron en 1622. Sin embargo, esta edificación fue destruida por el terremoto de 1746. Durante el gobierno del virrey José Antonio Manso de Velasco se dispuso la construcción de una nueva Catedral, obra que empezó recién en 1755.

La fachada, portada y torres se terminaron durante el gobierno de Manuel Amat en 1778. La fachada fue levantada por Martínez de Arrona y Pedro Noguera, es como un retablo de madera pero está hecha con piedra importada de Panamá.

Luego del terremoto de 1940 la iglesia catedral fue sometida a trabajos de restauración bajo la dirección de Emilio Harth-Terré.

En su interior destacan el altar mayor, los retablos de Santo Toribio de Mogrovejo, el de San Juan Bautista y el de la virgen de la Candelaria. En el baptisterio se sitúa la cripta de Francisco Pizarro. Dentro de una caja de plomo se guarda su cabeza. También se pueden visitar las catacumbas.

EL PALACIO ARZOBISPAL:
El edificio actual es de estilo neocolonial y fue obra del arquitecto Ricardo Malachowski y fue inspirado en el Palacio Torre Tagle. Su inauguración se produjo el 8 de diciembre de 1924. En su fachada destacan sus hermosos balcones de madera.

IGLESIA SANTO DOMINGO:
Se considera como la iglesia más característica del estilo gótico en el Perú con expresión mudéjar. Lo que más resalta del edificio es el claustro principal de estilo barroco, decorado con treinta mil azulejos, esta obra fue realizada por Hernando de Valladares,.

IGLESIA Y CONVENTO SAN FRANCISCO:
La iglesia y convento antiguos fueron destruidos por el terremoto del 13 de noviembre de 1655.

La iglesia actual fue diseñada por el arquitecto portugués Constantino de Vasconcelos y el alarife limeño Manuel de Escobar, siendo inaugurada el 3 de octubre de 1672.

Durante el terremoto de 1746 la mayor parte de los altares fueron destruidos. El encargado de la restauración fue el presbítero Matías Maestro, quien además hizo el retablo mayor de estilo neoclásico.

Iglesia San Francisco

Entre lo más destacado de la iglesia sobresalen los azulejos que fueron traídos de Sevilla donados por diferentes personas, entre ellas Catalina Huanca, ahijada de Francisco Pizarro que llegó desde Huancayo con cincuenta mulas cargadas de oro y plata. Debajo del templo destacan las catacumbas donde se calcula fueron enterradas cerca de veinticinco mil personas. Luego de hacer trabajos de limpieza estás fueron abiertas al público a partir de 1950.

IGLESIA LA MERCED:
La iglesia actual fue reconstruida después del terremoto de 1687. Los encargados de este trabajo fueron Diego Maroto, Manuel de Escobar y Pedro de Asensio.

La portada-retablo data de 1697 y 1704, es de estilo barroco y fue trabajada en granito blando de Panamá. El altar mayor fue reconstruido después del terremoto de 1746 por el presbítero Matías Maestro. El dorado es de 1810 y fue hecho por el pintor Félix Batlle.

En el templo descansan los restos de Pedro Urraca, a quien se le atribuyen diferentes milagros.

IGLESIA SAN PEDRO:
Originalmente se llamaba San Pablo pero luego de la expulsión de los jesuitas en 1767 se le dio el nombre de San Pedro.

Es de estilo renacentista construida entre 1624 y 1638 tomando como modelo los planos de la iglesia de Gesú de Roma.

Con la catedral son los dos únicos templos que tienen tres puertas de acceso. Según algunas tradiciones los jesuitas construyeron la iglesia haciendo caso omiso a una disposición eclesiástica que ordenaba que solo una catedral puede tener tal número de entradas, razón por la cual se prohibió que se abriesen las tres puertas al mismo tiempo.

La iglesia conserva una de las series de ángeles más antiguas de América que fueron pintadas por Bartolomé Román, además hay pinturas del famoso pintor jesuita Bernardo Bitti.

CASA ALIAGA:
Está ubicada al lado de Palacio de Gobierno. Es la única casa donde los dueños descienden del primer propietario, el capitán Jerónimo de Aliaga y Ramírez quien acompañó a Pizarro en la Isla del Gallo.

Se considera como la casa más antigua de América pues se empezó a construir en 1535. La casa fue edificada sobre un templo indígena del curaca Taulichusco. Entre sus ambientes principales destacan el Salón de Azulejos, el Salón Dorado, la Capilla y también una habitación donde se conserva una cama colonial.

PALACIO TORRE TAGLE:
La casa fue construida entre los años 1733 y 1740 por don José Bernardo de Tagle y Bracho, a quien en 1730 el rey Felipe V concedió el título de primer marques de Torre Tagle.

Esta casa fue residencia de José Bernardo de Torre Tagle y Portocarrero quien fue presidente del Perú e intendente de Trujillo. Destacan sus balcones de madera de estilo mudéjar. Desde 1920 es sede del Ministerio de Relaciones Exteriores.

CASA RIVA-AGÜERO:
Fue construida hacia 1760. Su estilo tiene reminiscencias tanto del virreinato como de los inicios de la república. La casa fue heredada a comienzos del siglo XX por el historiador José de la Riva-Agüero y Osma. A la muerte de este personaje en 1944, la casa y todas sus propiedades de acuerdo a su testamento pasaron a la Pontificia Universidad Católica del Perú.

PLAZA SAN MARTÍN:
Está dedicada al libertador José de San Martín. Fue inaugurada el 27 de julio de 1921 con motivo de la celebración del Centenario de la Independencia del Perú. La plaza fue diseñada por el arquitecto y escultor español Manuel Piqueras Cotolí mientras que la escultura de San Martín fue obra del escultor español Mariano Benllieure y Gil.

Plaza San Martín

PLAZA BOLÍVAR:
Esta plaza fue transformada hacia 1853. El monumento a Bolívar fue obra del escultor italiano Adamo Todolini. La ceremonia de inauguración se llevó a cabo el 9 de diciembre de 1859, conmemorando un aniversario más de la batalla de Ayacucho.

CONVENTO DE LOS DESCALZOS:
El convento cuenta con un museo que conserva más de quinientos lienzos de la escuela limeña, quiteña y cusqueña.

PASEO DE AGUAS:
Fue hecho durante el gobierno del virrey Amat y Junyent. Su construcción fue obra del español Juan Gutiérrez.

El paseo de aguas de acuerdo a las tradiciones limeñas fue un regalo del virrey Amat a la actriz Micaela Villegas, de quien se enamoró perdidamente.

MUSEO ARQUEOLÓGICO RAFAEL LARCO HERRERA:
Es el museo más completo dedicado a las culturas del norte del Perú. Fue fundado en 1926 por Rafael Larco Hoyle en el valle Chicama, en la hacienda Chiclín. El nombre está dedicado a su padre.

MUSEO NACIONAL DE ARQUEOLOGÍA, ANTROPOLOGÍA E HISTORIA:
Este museo ofrece una información detallada sobre el proceso histórico del Perú. La primera parte está dedicada a las culturas prehispánicas, desde el período más antiguo hasta la época Inca.

Museo Nacional de Arqueología y Antropología - Ornamento Chimú

La exposición permite conocer las diversas manifestaciones artísticas: cerámica, textilería, orfebrería y escultura de las culturas más importantes, entre ellas: la cultura Chavín, Nasca, Paracas, Wari, Moche, Lambayeque y Chimú.

HUACA PUCLLANA:
Se le llama también Huaca Juliana, se ubica en el distrito de Miraflores. Fue uno de los centros más importantes de la cultura Lima. Su nombre proviene del idioma quechua: “Pukllay” que significa jugar, por lo tanto su nombre sería “lugar de juegos”, ello en referencia a los juegos ceremoniales que se realizaban en el templo.

Huaca Pucllana

La huaca está compuesta de dos áreas. La primera se compone de una gran pirámide de 22 metros de altura. La segunda área es menos alta y está compuesta de plazas con banquetas que habrían tenido una función diaria. La huaca Pucllana perdió su importancia durante el dominio Huari.

SAN ISIDRO:
Es uno de los distritos más exclusivos de Lima. Corresponde a la parte moderna de la ciudad donde se ubican grandes casonas, centros comerciales y tiendas de lujo.

Antiguamente fue una hacienda, pero a partir de 1920 se planificó para servir como zona residencial, su diseño estuvo a cargo de Manuel Piqueras Cotolí.

MIRAFLORES:
Miraflores fue un balneario, cuyos terrenos fueron propiedad de los mercedarios. A inicios del siglo XVIII estos terrenos pasaron a manos de Manuel Fernández Dávila quien amplió los terrenos de cultivo hasta el acantilado.

Durante el siglo XIX los indios fueron vendiendo sus chacras a diferentes personas. A partir de 1970 Miraflores se fue convirtiendo en el centro de la actividad turística de Lima.

En Miraflores se ubican los hoteles más modernos y también los restaurantes más reconocidos de Lima. Frente a su Parque Principal se ubica la iglesia de la Virgen de la Milagrosa construida en 1939 y el Palacio Municipal de 1941, los dos de estilo neocolonial.

BARRANCO:
Es un sitio emblemático asociado con la alta sociedad limeña. El lugar más concurrido es el llamado Puente de los Suspiros construido en madera en 1876. Su función fue permitir la unión de los dos bordes de una quebrada para conectar las calles Ayacucho y La Ermita.

Entre sus atractivos turísticos podemos resaltar la iglesia La Ermita, que inicialmente fue una pequeña capilla a la que acudían los pescadores. Sin embargo, el terremoto de 1940 la destruyó por lo cual fue trasladada frente a la Plaza Municipal. Su diseño es de estilo neocolonial y fue consagrada por el arzobispo de Lima Juan Landazuri en 1963.