Las Líneas de Nasca - Colibrí

Se ubican en la pampa del Ingenio, entre Nasca y Palpa en un área superior a los 350 Km2. Son diferentes figuras trazadas sobre el desierto a modo de surcos, es decir se retiraban piedras de la superficie que por la oxidación son de color oscuro, y se dejaba visible la capa que estaba debajo y que es arena de color más claro.

Entre los diseños sobresalen: el colibrí, el mono, la araña, la llama. Estás se habría hecho en diferentes épocas, a juzgar por su estilo algunas tienes reminiscencias de la cultura Paracas.
Las variedades de las figuras se pueden clasificar en:

1) Lineales, curvas y en zigzag, en lomas y crestas sin orientación definida.
2) Zoomorfas, es decir de animales diversos.
3) Antropomorfas, son los geoglifos más antiguos. Las representaciones son realistas y a veces estilizadas.
4) Trapezoidales, ubicadas principalmente en terrenos planos como mesetas y también en laderas suaves.
5) Espiraladas, hechas de una sola línea, siempre en relación con líneas y trapecios.
6) Variadas, destaca el tumi o cuchillo ceremonial ubicada en una pendiente suave.

Las líneas de nasca habrían cumplido funciones asociadas con un calendario astronómico agrario. Los investigadores no han encontrado que los diseños representen a una constelación y su relación con las configuraciones de estrellas tampoco se basa en un estudio científico.  
María Rostworowski proponía asociar al dios Nasca con la divinidad Kon, cuyo culto se habría difundido en la costa desde el sur llegando hasta Lambayeque. Ella sostenía que el personaje en actitud de volar, con los pies replegados y que cubre su cara con una máscara o una nariguera, portando en sus manos o en sus garras plantas comestibles y también cabezas trofeo representado y bordado y pintado durante el periodo Intermedio Temprano es la imagen de Kon, el dios que volaba y se transformaba a voluntad y controlaba el tiempo. Su llegada anunciaba bienestar y su cólera la destrucción. Rostworowski creía que los sacerdotes mandaban dibujar las líneas con imágenes propiciatorias y emblemas de linaje y casta, para dar la bienvenida al dios e invitarlo a establecer su morada en un cerro cercano al valle.
El equipo de Aveni, conformado por el arqueólogo Clarkson y el especialista en informática Ruggles llegó a la conclusión que la mayoría de líneas no fue trazada con fines astronómicos sino más bien para propiciar y / o controlar por medios mágico-religiosos el ciclo anual de las aguas. La forma y el propósito general de los geoglifos lineales presentan paralelos muy cercanos, en su concepto y en su función con el sistema cusqueño de ceques o caminos sagrados.

Las Líneas de Nasca