Iglesias y Conventos del Cusco

La Catedral del Cusco

CATEDRAL
También basílica menor. Su ubicación inicial fue el edificio inca del Sunturwasi, donde se ubica actualmente la iglesia del triunfo. Luego la sede fue trasladada al Kiswarkancha, palacio del inca Wiracocha.

La catedral es de estilo renacentista, y alcanza una altura de 33 metros. Su construcción se hizo con piedras traídas de las canteras del Rumicolca y Sacsahuaman, entre los años 1560 a 1668.

Su patrono es el Señor de los Temblores, patrón jurado del Cusco. El interior está dividido en cinco naves. Hay once capillas, siendo las más importantes: Virgen de los remedios, la Virgen de Chokonchaca, y la de la Inmaculada Concepción, llamada también la “linda de la Catedral”.

Las pinturas superan las 300, entre las que destacan podemos señalar las Letanías Lauretanas de Marcos Zapata (1655), los lienzos de Basilio Santa Cruz: “San Isidro Labrador”, “San Cristóbal”, “San Felipe Neri” y “La Imposición de la Casulla a San Ildefonso” del pintor Diego Quispe Tito, se conservan los de la serie que representa las Parábolas de Cristo, los Doce Meses del Año y las Cuatro Estaciones.

En la torre del evangelio se encuentra la famosa campana, llamada “María Angola”, una de las más grandes del mundo.

LA COMPAÑÍA DE JESÚS
Su construcción empezó en 1576, en lo que fue el Amaru Cancha, palacio del inca Huayna Capac. El terremoto de 1650, afectó gravemente sus estructuras, por lo cual se tuvo que hacer una nueva edificación que fue inaugurada el 19 de agosto de 1668. Su diseño fue obra de Juan Bautista Gilles.

Las esculturas más importantes son las de San Jerónimo, San Francisco y el Señor de Burgos. Entre los lienzos destaca el que representa el matrimonio de Martín García de Loyola y Beatriz Clara Coya.

TEMPLO Y CONVENTO DE LA MERCED
El templo actual fue construido después del terremoto de 1650. Está dividido en tres naves.

En su interior se conservan retablos platerescos y renacentistas. También se ubican aquí las criptas con los restos de Diego de Almagro el Viejo y Diego de Almagro el Mozo, así como los de Gonzalo Pizarro.

El convento es de planta cuadrangular y de dos pisos. Está hecho en piedra y decorado con magnifico artesonado de estilo múdejar.

En las pinturas sobresalen, el Cristo Crucificado de Francisco de Zurbarán, dos Inmaculadas de Bernardo Bitti y la serie de San Pedro Nolasco de Ignacio Chacón.

Iglesia La Merced

Aquí se encuentra la obra más destacada de la orfebrería cusqueña, la Custodia de la Merced. Esta joya es de dos estilos, la parte superior es de estilo barroco, y fue hecha por el orfebre español Juan de Olmos en 1720. La parte inferior fue trabajada por el artista cusqueño Manuel de la Piedra, el año 1805. Su peso total es de 22 kilos con 200 gramos, su altura es de 1,30 metros. Tiene 1 500 diamantes, 615 perlas, rubíes, topacios y esmeraldas.

TEMPLO Y CONVENTO DE SANTA CATALINA
Fue fundado en 1605, en el sitio que ocupaba el Acllahuasi o Templo de las Virgenes del Sol. El templo es de una sola nave.

Se conservan hermosos cuadros pintados por Juan Espinoza de los Monteros que narran episodios de la vida de Santa Catalina de Sena.

TEMPLO DE SANTO DOMINGO
Está construido sobre el templo inca del Coricancha. Fue el primer templo de esta orden establecido en el Perú. Entre sus estructuras han sobrevivido algunos muros de piedra que fueron parte del templo inca.

Convento Santo Domingo

Se conserva la imagen de Santo Domingo de Guzmán, tallada en 1698 por el escultor indio Melchor Huamán.

El Coricancha - según el inca Garcilazo de la Vega - los cuatro muros del templo estaban cubiertos con planchas de oro, en el muro principal se hallaba un gran disco de oro que representaba al dios Sol. De acuerdo a la cosmogonía de los Incas, el Coricancha era el centro del mundo, desde aquí salían todos los caminos que lo conectaban con los otros sitios sagrados. Los cuatro caminos principales representaban las cuatro partes del mundo inca (el Tahuantinsuyo). Se cuenta también que había un jardín donde las plantas y los animales estaban hechos de oro y plata.

Cusco - Templo del Coricancha

PARROQUIA DE SAN BLAS
Fue construida en el siglo XVI, siendo la parroquia más antigua del Cusco. El altar mayor es de estilo barroco y está compuesto de tres cuerpos y cinco calles.

El púlpito es una verdadera joya. No se conoce su autor, la leyenda cuenta que fue obra de un indio leproso que fue curado por la Virgen del Buen Suceso y en agradecimiento empezó a tallar esta obra de arte. En el púlpito están representados los nueve doctores de la iglesia: San Bernardo, San Basilio, San Jerónimo, San Juan Crisóstomo, San león, San Agustín, San Gregorio Magno, Santo Tomás de Aquino y San Buenaventura. En la cúspide del tornavoz aparece el apóstol Santo Tomás sosteniendo una cruz. Un detalle particular es la representación de una calavera.

CALLE HATUN RUMIYOC
Es una de las calles más transitadas por los turistas. En uno de sus muros de piedra que perteneció al palacio del Inca Roca (actualmente Palacio Arzobispal) se encuentra la piedra de los “Doce Ángulos”, un símbolo del arte en piedra de los incas.

Piedra de los doce ángulos.