Maqueta de Huaca Rajada

Está ubicado en el pueblo de Sipán a 30 Km. de Chiclayo. Este lugar pertenece a la cultura Moche y se considera que fue el centro ceremonial más importante de la zona norte. El sitio está compuesto por dos plataformas que fueron construidas con bloques sólidos de adobe, En su parte superior cada una contaba con un altar. La plataforma principal habría tenido unos 35 metros de altura. El cementerio se ubica a un costado y también en su momento tuvo la apariencia de una plataforma. Sin embargo, este mausoleo tuvo seis niveles o fases constructivas. Cada nivel correspondió a un personaje principal. El Señor de Sipán y el Sacerdote por ejemplo fueron enterrados en el sexto nivel.

En 1987, un grupo de “huaqueros” (saqueadores de tumbas) locales encontraron y pillaron una tumba real, lo cual alertó a la policía. Fue entonces que Walter Alva fue requerido para constatar los daños del sitio arqueológico, encontrando para su sorpresa en la casa de uno de los saqueadores una fabulosa mascara de oro. Esto marcó el inicio de un gran proyecto de excavación arqueológica, que permitió el descubrimiento por primera vez en la arqueología peruana, de tumbas reales intactas de esta importante civilización.

Réplica de la Tumba del Señor de Sipán

En el sitio se han hechos réplicas exactas de algunas de las tumbas encontradas. Se pueden ver las tumbas del Señor de Sipán, el Viejo Señor de Sipán y el Sacerdote. También han quedado las evidencias de la tumba 08 (1994) donde fue encontrado el entierro de un gobernante guerrero de unos 40 años. Este personaje tuvo como acompañante a un joven guerrero y un entierro secundario. Muy cerca se ubica la tumba 07, donde se hallaron dos adolescentes, un hombre y una mujer. Posiblemente fueron el guardián y el acompañante de la otra tumba.