FECHA DE CREACIÓN:  D.S. 11 – 02 – 1855

Ley de Confirmación: 30 de setiembre de 1862

CAPITAL: Cajamarca, ubicada a 2750 m.s.n.m.

SUPERFICIE: 35.417,82 Km. 2

PROVINCIAS: (13) Cajamarca, Cajabamba, Celendín, Contumazá, Cutervo, Chota, Hualgayoc, Jaén, San Ignacio, San Miguel, San Marcos, San Pablo y Santa Cruz.

Provincia de Cajamarca

FECHA DE CREACIÓN: 12 de Febrero de 1821.

CAPITAL: Cajamarca.

SUPERFICIE: 4 898,65 Km.2

DISTRITOS: (12) Asunción, Cajamarca, Cospán, Chetilla, Encañada, Jesús, Los baños del Inca, Llacanora, Magdalena, Matará, Namora y San Juan.

TEMPERATURA: Media Anual : 13,0ºC Mínima: 5,0º C Máxima : 21,0º C

Historia y Nombre:

Fueron los Incas quienes la llamaron Cassamarca o Cachamarca, dándole así un nuevo nombre como lo hicieron en muchas regiones. Garcilazo puntualiza que debe decirse Casamarca y no Caxamalca. En efecto en el nombre podemos observar dos voces quechuas: qasa , helada (no hielo) o Kasha , espina; y Marca, palabra que los Incas emplearon como sufijo para señalar las tierras pertenecientes a una llacta o pueblo.

De esta manera, la comarca habría podido ser bautizada como "lugar de las heladas"; o "lugar de las espinas". Efectivamente el valle es muy propenso a las heladas, que afectan a los sembríos, particularmente al maíz. No obstante el padre Reginaldo de Lizárraga dice que Cajamarca quiere decir: “tierra o provincia de espinas o cardones espinosos” y esto resulta también pertinente, pues en la región y especialmente en el valle, abundan las espinas y las plantas espinosas.

Horacio Villanueva explica que Caja-marca quiere decir “pueblo del rayo” y parecería acertada si se tiene en cuenta que está referida a una divinidad que ellos veneraban.

Las versiones de Francisco López de Xerez y Pedro Sancho de la Hoz, ofrecen la pintura más fiel de Cajamarca en época Inca:
“Este pueblo es de dos mil vecinos, a la entrada de él hay dos puentes, porque por allí pasan dos ríos. La plaza es mayor que ninguna de España, toda cercada con dos puertas que salen a las calles del pueblo. Las casas de ellas son de más de doscientos pasos de largo, son muy bien hechas, cercadas de tapias fuertes, de altura de tres estados; las paredes y el techo cubiertas de paja y madera asentadas sobre las paredes. Están dentro de estas casas unos aposentos repartidos en ocho cuartos muy mejor hechos que ninguno de los otros. Las de ellos son de piedra de cantería muy bien labrada y cercados estos aposentos por sí con su cerca de cantería y sus puertas, y dentro de los patios sus pilas de agua traída de otra parte por caños para el servicio de estas casas.
Por la delantera de esta plaza a la parte del campo, está incorporada a la plaza una fortaleza de piedra con una escalera de cantería por donde suben a la plaza a la fortaleza por la parte delantera de ella.” (Xeres, 1554).

Muy poco queda de la ciudad descrita por el secretario de Pizarro. Pero, es sin embargo, en este escenario donde en la tarde del 15 de noviembre de 1532 un grupo de españoles comandados por Pizarro ingresaron a Cajamarca y poco después capturaron al Inca Atahualpa.